,

5 ideas para «agrandar» baños pequeños

Agrandar un baño pequeño con el blanco.

Pocas cosas hay en la vida más molestas que no tener espacio en el baño para hacer los mínimos movimientos necesarios sin chocarse con algo. Si este es tu caso, ¡necesitas cambiar eso ya!…en beneficio de tu salud física y emocional. Y si no tienes idea de cómo hacerlo, aquí 5 ideas que te encantarán. Porque aparte de verse como de revista, son luminosos, cómodos y completamente funcionales.

 

La elegancia viene en baños chicos

Un baño pequeño bien iluminado.

Este baño es como los perfumes buenos… vienen en frascos chicos.

A pesar de ser pequeño es muy elegante, luminoso y práctico. Todo esto gracias al uso de varios elementos importantes, como la luz al jugar con los tonos claros que lo componen. En espacios reducidos, una generosa iluminación –natural y/o artificial- resulta aliado perfecto para la percepción del espacio. El uso de puertas corredizas totalmente transparentes, que llegan hasta el piso, dan sensación de amplitud, pero además resultan funcionales porque no quitan espacio al abrirse.

 

No menos importante, los muebles funcionales a modo de estantes flotantes, que sirven como custodio para el inodoro, soporte para el lavamanos, y aportan un espacio de guardado genial. Colocar algunas velas y flores de adorno ayuda a generar un ambiente armónico, de gran necesidad cuando los espacios son pequeños.

 

Energía mineral

Revestimiento símil mármol para un baño pequeño.

Si te gusta estar en contacto con la madre naturaleza, este baño grita tu nombre.

 

Completamente revestido por estas hermosas baldosas símil mármol en tonos claros que dan sensación de amplitud. Adicionalmente, cuenta con dos muebles funcionales y suspendidos que te dan la movilidad y espacio, ambos muy necesarios en este pequeño ambiente.

Finalmente, la ducha tiene una puerta plegable que la separa del resto del baño, con la parte fija y la móvil ambas de vidrio transparente, lo cual ayuda a perpetuar el espacio reducido.

Otro punto estética y funcionalmente importante lo aporta el cubo empotrado, revestido en el mismo material de la pared.

 

Un pequeño baño gigante

Si tu baño parece de miniatura, no te preocupes. Los muebles inteligentes que te muestro a continuación te demostrarán que puedes vivir a lo grande.

Muebles funcionales para un baño pequeño.

Mueble funcional para el baño.

Artefactos para baño pequeño.

Mira que prácticos son a pesar de verse tan pequeños y estrechos. En ellos puedes guardar todo lo que necesites para que tus momentos en el baño sean memorables, todo gracias a sus cualidades netamente prácticas y funcionales.

 

Sobriedad y minimalismo aplicado en el baño

Baño pequeño con todo lo necesario.

En color gris plomo y blanco, este baño pequeño es totalmente fantástico.

No supera los 4 m2, pero eso no fue problema para crear un baño confortable y funcional, acotado en espacio pero con todas las funciones que se requieren de él.

Los artefactos son todos de primera línea, lo que lo hace muy estético. Pero además las gavetas debajo del lavatorio lo vuelven muy funcional. Por encima, el mueble funciona como espejo y contenedor al mismo tiempo.

 

Black & White, siempre una combinación exitosa

Muebles funcionales flotantes para un baño pequeño.

La iluminación es funcional en estos muebles de baño.

Esta combinación de blanco y negro es milenaria, y no podía escapar del baño.

Acá la magia la hacen los muebles funcionales totalmente suspendidos, que parecen flotar, dándole al ambiente un aire muy ligero. Estos sirven para almacenar las toallas, lociones, medicinas y todo lo necesario. La iluminación de los propios muebles juega un rol importante, estético y también en relación a la sensación de amplitud. Ya dijimos que la buena iluminación juega siempre a favor del espacio, pero aquí además, acentúa las líneas rectas dentro y fuera de los muebles, aportando un contraste súper estético.

 

Ojalá estas ideas te sirvan de inspiración para darle a tu baño la funcionalidad que necesitas sin barajar la idea de mudarte cada vez que entras en él y te chocas la cabeza contra el espejo.