,

Claves para mantener sanos tus muebles de madera

Alargar la vida útil de los muebles de madera.

Cuando adquirimos un mueble de madera, debemos pensar en que esta será una inversión a largo plazo. Su calidad y uso determinarán en gran parte la vida útil del mueble, pero los cuidados que le demes a lo largo del tiempo pueden ayudar a prolongar su vida útil y belleza original.

Las actuales tendencias de diseño, se inclinan por concebir muebles de madera funcionales y multifuncionales. Por ejemplo, camas que se hacen escritorios, mesas plegables, extensibles, y centros de entretenimiento que incorporan secciones de guardado son comunes hoy en día.

Al haber aumentado el uso y la funcionalidad, tenemos que prestar especial atención al cuidado de nuestros muebles de madera ya que están expuestos a un desgaste mayor.

El cuidado de cualquier mueble de madera es por demás sencillo, pero la constancia es el factor clave en los resultados finales. El desgaste de un mueble se da en forma progresiva y por lo general no tanto su mantenimiento. Así que no debemos esperar a que el deterioro se haga evidente.

 

5 trucos para prolongar la vida útil de tus muebles de madera

Trucos para alargar la vida de tus muebles de madera.

1. Mantené el mueble libre de polvo

Limpia la superficie de tus muebles con un paño suave o franela; descarta las rejillas, trapos ásperos, esponjas o cepillos. Las fibras duras o cerdas pueden dejar rayones además de provocar un desgaste por fricción. Lo ideal es pasar primero un plumero de plumas o franela seca, y luego un trapo suave apenas húmedo para que se pegue el polvo que quedó.

2. Acondicioná la madera

Aceite de oliva para mantener muebles de madera.

El aceite de teka es una buena opción para aquellos muebles de madera que se encuentren expuestos a tratos un poco más rigurosos de lo habitual. Por ejemplo, mesas plegables, mesas ratonas o escritorios rebatibles. Si el mueble  se ve expuesto a roces y derrames continuos, la lubricación de su superficie es indispensable. Aunque parezca extraño, también el aceite de oliva es un buen lubricante: apenas unas gotitas en las rayaduras ayudan a nutrir la madera y disimular las imperfecciones.

3. Evitá la exposición al sol

Evitar el sol directo sobre los muebles de madera.

A menos que se trate de un mueble de madera para usarse en exteriores, lo mejor es, en lo posible, evitar la exposición directa a la luz del sol. La madera que está bajo estas condiciones sin el recubrimiento adecuado, tiende a resecarse y contraerse, lo que genera grietas y decoloración en la superficie. Lo mejor siempre es mantener las cortinas cerradas a la hora de mayor luz directa sobre el ambiente, especialmente si son las horas cercanas al mediodía. Si no te resulta la oscuridad, no es mala idea optar por unas cortinas roller en algún tejido Sunscreen, que permite el paso de la luz pero no de los rayos nocivos del sol.

4. Empleá accesorios

Mantel y camino para proteger muebles de madera.

Escritorios y mesas de cualquier índole requieren manteles, individuales, apoyavasos, caminos y todo tipo de accesorios textiles, especialmente cuando apoyas objetos en ellos. Macetas, vasos, copas, pueden manchar y dañar la madera en el tiempo. Todos estos accesorios han dejado de ser objetos aburridos para convertirse en verdaderas piezas de diseño.

5. Evitá el uso de abrasivos

Lo dijimos más arriba, pero insistimos. Porque a veces resulta muy tentador tener el trapo en la mano con algún producto multiuso y… bueno… le hago un repasito al mueble. ¡No! Vade retro!!! Jamás utilices productos abrasivos sobre la madera si querés que los muebles te duren años… Recordá el primer consejo, no es necesario nada más.

 

Ojalá estos consejos te sirvan. Están inspirados en la idea de que tus muebles tengan un buen mantenimiento cotidiano sin limitar su perduración en el tiempo. Después de todo, la madera es tan noble como material que merece de nosotros el mejor de los tratos…